VIAJANDO POR COLOMBIA

Este puente largo mi pequeña Bella, mi chico bonito y yo, junto con algunos amigos nos fuimos de paseo a un pueblo en el departamento del Huila que se llama Rivera. Llegamos ayer y después de un viaje largo por carretera (7 horas) hice la siguiente lista de porqué me gusta y porqué no me gusta viajar por Colombia e ir a tierra caliente. Las siguientes son las conclusiones:

Porqué me gusta:

1. Por que es muy divertido, se ven unas cosas que francamente!!! Por ejemplo, la estrategia de la policía de carreteras para disuadir a los conductores de infringir las normas de tránsito: (i) maniquíes de tamaño real, como salidos del Teathron (para los que no saben que es, es un bar gay muy famoso en Bogotown), obviamente disfrazados de policías. No tuve tiempo de tomar fotos, pero créanme, tenían patillas tipo Elvis, labios y uñas negras. Los maniquíes los escondían detrás de los árboles, como para que uno pensara “uich, un policía escondido, mejor bajo la velocidad”; (ii) esta estrategia se compementa con recortes de cartón de más o menos 1.4 mts de alto, con policías impresos haciendo señal de pare, también puestos en cualquier lugar de la carretera. Esta versión daba la idea de policías sufriendo de enanismo; (iii) “instalaciones” en la vía simulando gravísimos accidentes de tránsito, con sangre de salsa de tomate y piernas de maniquies regadas en el piso (aterrador). No obstante lo anterior, me encontré con una policía sorprendentemente organizada durante todo el recorrido.

dsc05584.jpg

2. Las frutas en la carretera, en casi cualquier rincón de Colombia, son impensables. Las hay de todos los tipos, colores, tamaños y olores, a precios sorprendentenmente bajos y pues ni decir lo ricas que son!

3. Los paisajes que se ven durante los recorridos parecen de mentiras. Bajando de Bogotá, por la Mesa, el paisaje es de grandes montañas, verdes de cerca y azules de lejos, infinitas,  con grandes cañones y a lo lejos valles como si fueran mares. El Huila y el Tolima están llenos de campos de arroz, a veces amarillos porque ya está creciendo, a veces inundados y otras recién arados. Al fondo las montañas de la cordillera oriental… guau!!!

img_4024.jpg

4. Las flores del trópicoooooo!!!!!!! las flores de los pueblos principalmente de tierra caliente son grandes, generosas, de todos los colores y formas posibles. Trato siempre de captar algo con la cámara pero nunca lo logro. O soy pésima fotógrafa, o la realidad excede la máquina.

img_3962.jpgimg_3998.jpgimg_3999.jpg

5. Me encanta ver a la Bella Sonriente feliz, casi empelota,  encantada con las flores, los pájaros, los verdes y todas esas cosas que no le puedo ofrecer frecuentemente en Bogotown.

dsc05632.jpg

6. Me encanta dormir con el ventilador muy suave y con solo una sábana en cambio de mi cobija de plumas que toca usar en los fríos paramescos de Bogotown.

Se van de la memoria el resto de las razones, pero me encanta salir!!!!!! sobretodo a tierra caliente…

Ahora, por que NO me gusta viajar por carretera en Colombia:

1. Las frecuentes imbecilidades de algunos conductores. Todavía no entiendo cómo el cerebro de algunas personas se convierte en una arveja cuando manejan. Pareciera que el sentido común desapareciera de manera definitiva de estos individuos. Podría escribir tanto sobre esto!!! pero me quita energías.

2. Apesar de que, dadas las circunstancias de seguridad de este país es tranquilizador ver a la policía y al ejercito por todos lados, preferiría no tener que sentir esa tranquilidad.

3. Las malas, malísimas carrreteras que tenemos. Sólo hasta ahora en colombia se están volviendo a construir grandes obras de infraestructura vial. Sin embargo, buena parte de las carreteras de gran tráfico son de un sólo carril por sentido. Lo que vi en este viaje es que se han hecho dobles calzadas en algunos trayectos, pero cuando la obra termina, lo que pasa es esto: (hay que tener en cuenta que son las 12 del día a 37 grados de temperatura, cerca de Melgar!!)

img_4037.jpg

Como buena parte del país es montañoso, y buena parte de la carga se transporta en camiones, cuando uno se topa con uno de esos camiones en una subida llena de curvas, pailas; toca llenarse de paciencia y perder una buena cantidad de tiempo en la espera. Hay algunos hampones que igual se pasan y seguro llegan sanos y salvos porque existe una virgen que los protege… en fin.

4. No es tan grave, pero el hecho de que no haya facilidades para los viajeros es un poco aburrido. Con facilidades me refiero a baños decentes y limpios, habilitados para personas con niños pequeños (es decir, por lo menos cambiadores), con zonas de descanso y uno que otro parque infantil. Pero se que pasará algún tiempo antes de que ese tipo de inversiones se hagan en Colombia.

La conclusión es que me encanta viajar por Colombia (y en general por cualquier  lugar del mundo). Me trago mis ganas de desearle lo peor a los imbéciles e irresponsables conductores de las carreteras, sólo por el placer de  ver las flores, las montañas, a la Bella Sonriente feliz en el trópico, y la enorme ventaja de tener todo esto a solo un par de horas de Bogotown. Por eso me encanta Colombia!!!!!

Anuncios

2 Respuestas a “VIAJANDO POR COLOMBIA

  1. De acuerdo en casi todo…
    sentimientos encontrados
    amor odio
    tantos contrastes
    colombia es un pais increible
    yo no me tragaba las ganas y si les deseaba lo peor a esos cretinos que se creian dueños de las carreteras, me rebajaba a gritarles h.de la gran p. y muchas cosas más… para nada
    aun asi me gusta viajar por colombia

  2. Pingback: FLORES DEL TRÓPICO « Bogotown

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s