La Bella en Boyacá

Este fue un fin de semana de puente. El primero con el papá en un buen tiempo y el último, también (de puente y con papá) en un buen tiempo.Tocaba aprovechar, pero como siempre, nosotros somos la familia última-hora-en-todo. Por supuesto, solo hasta el martes pasado comencé a hacer la búsqueda de hoteles. Menos mal me encontré con una súper página web: www.villadeleyva.net y ahí encontré lo que quería: Un sitio fuera del casco urbano pero muy cerca, con mucho verde y mucha paz, del que ya hablaré.

Estábamos listos a las 9 para salir, pero M se acordó de hacer un par de vueltas y además teníamos que ir a recoger las bicis porque ese era el paseo: estrenar la silla para la bici de la Bella. Total, salimos a las 11 de la mañana, en medio de la salida de todo el mundo para pasar las fiestas en algún lugar de Colombia, con algo de tráfico, una carretera en obras para la doble calzada Bogotá-Tunja, y mucha lluvia. Normalmente soy yo quien maneja por carretera, así es que el paseo transcurrió con la Bella y M. Dormidos la mayor parte del tiempo, y yo…. viendo llover y estando muy atenta, porque la carretera tiene tramos peligrosos y gente muy muy bruta atravesándola.Paramos a almorzar en cualquier lugar, algo muy feo, y la Bella por supuesto no comió nada. Yo cargo con una neverita llena de quesos, yogures y cosas por el estilo, y finalmente de este tipo de cosas fue de las que se alimentó todo el paseo porque la berraca china no se portó muy bien a la hora de la comida.

Llegamos a San Miguel (el hotel) a las 4 de la tarde…POR FIN!!!!! La Bella, mamada de estar amarrada a la silla (no le gusta que la amarren a nada), M. Mamado de… y yo???? De malas. A arreglar cuarto, a desempacar, a pensar en la comida, en el pañal… en fin…. lo he hablado y compartido muchas veces con otras mamás, siempre las mamás van a tener una carga adicional de trabajo. Lo que no termino de entender es porqué. Ya no peleo, pero si me siento a veces un poco frustrada con este tema… en fin… No importa, lo importante fue que al llegar, nos enontramos con este glorioso paisaje. Para los que conocen Boyacá, atrás quedá el parque natural de Iguaque, y todo el tiempo recibimos una brisa renovadora llena de aire puro.

el paisaje de la bienvenida

La Bella se fue a correr por el pasto y zaz!!!! Se cayó a un pozo y a mí casi se me sale el corazón porque no le alcancé a ver la cabeza. Inmediatamente se vinieron un mundo de recuerdos de Nicolasito….un niño que cuando yo tenía como 10 años o menos, murió porque se cayó en una alcantarilla de la que nunca lo pudieron sacar. Menos mal la Bella estaba en un pozo lleno de agua pero de solo unos 40 centímetros y cayó parada. Primer gran susto.

directo para el hueco

El hotel: el hotel se llama San Miguel y queda en la vía al hipódromo. En un sitio con tan solo 6 habitaciones y 3 cabañas, completamente rodeado de verde (super recomendado para el que quiera ir con niños) y con una familia que cuida el lugar. Linda familia, dicho sea de paso. Linda por todo, por lo bien que se portaron todos y por lo lindos físicamente que eran todos. Silvia, la mamá, Raúl el papá, Raúl de 15, Miguel de 12 (divino, gran muñequito) y Juan de 3 y amigovio de la Bella desde el momento mismo en que se vieron por primera vez. Esta familia resultó en Villa de Leyva, proveniente de el Norte de Santander desplazados por la violencia de las guerrillas que juraron matar a Raúl por no haber querido trabajar con ellos. De un día para otro les tocó dejar su finca en la que trabajaban la tierra, y venirse a chupar frío y trabajar para el patrón, que tenía pinta de paraco boleta, montado en un BMW y con una cuatrimoto afuera pa’l chino, para poder sobrevivir. A Raúl y a su familia les fue bien, porque llegaron al campo, a un lugar hermoso, y no a la fría e inhospitalaria ciudad a vivir en un tugurio y en fin…. A ellos nuestros agradecimeintos y respecto por tener esa gran familia…. Volveremos.

Hotel San Miguel

Quieres leer más?

Era sábado, día de carreras en el hipódromo y decidimos ir a verlas, con un cielo hermoso, con unas montañas majestuosas detrás de las que está Iguaque, y un arcoiris que nos acompañó buena parte del resto de la tarde. La Bella feliz con los caballos, gritó, corrió y comió empanada con kumis.

comiendo empanadaEn el hipódromo de Villa de Leyva

En la noche, a comer al pueblo… al hermoso pueblo de Villa de Leyva. Realmente un paraíso de y para turistas. Muy muy lindo, con las calles impecablemente empedradas e iluminadas, con iglesias hermosas y parques llenos de niños jugando.  El punto en contra: los carros que parqueaban en cualquier lugar, y las vías que son todas o casi todas de doble sentido, haciendo más difícil aún el tránsito. La Bella, no comió nada nadita nada.

Paseando de noche por Villa de Leyva

Finalmente llegamos al hotel como a las 8:30, y la Bella se durmió casi que inmediatamente en su nueva cama portátil, maravillosa, que es como una carpa que se despliega apenas se sueltan los amarres, y con un colchón inflable en el que durmió como una princesa, cortesía de la maravillosa abuela.

Domingo: la Bella sorprendentemente nos dejó dormir casi hasta las 8 de la mañana (sobra decir que eso nunca pasa y que muy a las 6 de la mañana estamos despiertos SIEMPRE). Jugó hasta más no poder con Juan (o con los juguetes de Juan) y después del desayuno (que tampoco comió del todo), nos fuimos a dar un  paseo en bici por un camino de trocha. Al principio lloró un poco con la montada, después le gustó un poco más, pero cuando ya estaba a punto de dormirse recostada en la espalda de su papá, nos dimos cuenta que estábamos mortalmente perdidos, y que subíamos y subíamos y no llegábamos a ningún lado. Total la perdida duró como 1 hora, que fue rica, pero igual, con la Bella durmiendo y quejándose, no se disfrutó tanto.

En la bici con papá

 

 

Cuando llegamos finalmente al hotel, ya no quiso dormir porque vio a Juan. Dadas estas circunstancias, decidimos salir en carro hacia Ráquira, pasando por Sutamarchán, donde almorzamos en el estadero La Fogata (altamente recomendado) la MEJOR longaniza y morcilla del mundo entero. Con un poco de prevención, le dimos a la Bella, y le gustó todo, aunque comió poco, y me alegro que haya sido así porque la comida, a pesar de lo rica, es muy grasosa y condimentada para ella. Se tomó eso sí, su sopita de cuchuco de trigo.

Comiendo longaniza de SutamarchánJuan Claro

Llegamos a Ráquira, maravilloso pueblo que vive principalmente de la venta de artesanías a los turistas donde comimos gelatina de pata (le encantó), compramos un asientito para su tamaño, y paseamos por cuanta tienda encontramos. De regreso estuvimos en Villa de Leyva, comiendo y a dormir nuevamente hasta el día siguiente, cuando ya nos regresábamos.

   Ráquira

Las lecciones del paseo:

  • Siempre llevar dos o tres mudas de ropa… para cada día (incluyendo zapatos). Yo llevé una por día y mi pobre hija se la pasó como un gaminsito todo el tiempo.
  • Siempre llevar sacos a Villa de Leyva; no sé que chip se me fundió, pero llevé ropa como para Santamarta…
  • Llevar juguetes para el carro; no llevé ni uno y eso me hubiera salvado de un par de ataques de desespero acompañados de gritos por parte de mi hija.
  • Despreocuparse por la comida. La Bella no comió desayuno, almuerzo y comida, onces y medias nueves. Cuando le dio la gana comió y cuando no, sencillamente no comió. Eso sí, llevar muchos líquidos y cosas para picar. Eso si lo cumplí a cabalidad.
  • Ir a sitios donde haya mucho mucho verde y puedan correr y jugar sin peligros. Es una dicha para ellos y una gran tranquilidad para los papás.

 

ME ENCANTAN LOS PASEOOOOOOOOOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anuncios

2 Respuestas a “La Bella en Boyacá

  1. Me alegro de que lo pasarais tan bien, el sitio se ve muy bonito.

    Las vacaciones con niños son totalmente distintas, se rigen totalmente por ellos, si quieren hacen las cosas y sino no, y encima gritando y llorando… en fin ya lo echaremos de menos cuando sean grandes.

    La bella esta preciosa. Muchos besos

  2. Me gustarón las fotos, muy chuscas. El hotel es muy hermoso.

    Bella es realmente bella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s