Las Amigas – Mis Amigas

En estos últimos días me he reencontrado con mis amigas de la universidad y del colegio. En esta oportunidad voy a hablar de mis amigas del colegio, pero quiero plantear la diferencia entre mis dos grupos de amigas (dicho sea de paso, completamente opuestas).

 

El miércoles tuvimos comida en casa de una de mis amigas de la universidad. Este grupo de amigas se casó y tuvo hijos relativamente tarde, y ahora todas, o casi todas, somos mamás de bebés más o menos de la misma edad. Hasta hace unos años todas, sin excepción, coincidíamos en que era una mamera (una gran aburrición) ir a esas reuniones donde las mujeres solo hablan de pañales y de tetas, no precisamente de silicona. En esta oportunidad nos dimos cuenta después de un par de horas y unos vinos, que hablábamos reiterativamente de nuestros hijos y de nuestras experiencias como madres, y nos reímos de ese descubrimiento.

 

Ayer, la comida fue en mi casa con mis amigas del colegio. Yo pasé por varios colegios (%$&·%&·%) y uno de esos era un colegio de mujeres, religioso, ultra ortodoxo de niñas recontrarequete elegantes (yo no tanto, debo aclararlo). Es de este colegio del que conservo aún hoy mi grupo de amigas. Nos conocemos hace más de 20 años y en todo este tiempo ellas siempre han sido muy unidas, y yo durante algunos años de rebeldía me ausenté (porque me mamaban las conversaciones de pañales y tetas). Casi todas fueron mamá hace ya algunos años; es decir, tienen hijos de 6 o 7 años, que comparados con mi Bella, a mi me parecen adolecente.

 

Desde que nació la Bella volví a ser parte de este grupo y siento que las adoro y que mis amigas son ahora el sicoanálisis que ya no pago. Ellas y sus historias me hacen entender que las mías no son tan locas, que yo no soy tan loca, que mi relación  no es tan loca como yo creo. Que con algunas variaciones, las situaciones al interior de las familias se repiten.

Somos muy distintas. Algunas son mojigatas, otras somos ultrarumberas. Todas somos madres, algunas casadas, otras no tanto, algunas trabajamos mucho, otras son mamas 24/7, pero todas nos conocemos, nos aceptamos y sobretodo, nos queremos profundamente. Mi amiga P. me decía anoche, cuando ya solo quedábamos ella y yo, que era muy feliz de ver lo distintas que somos todas. Ella, por ejemplo,o es madre “cuasisoltera” porque su bella Mia llegó, como ella dice, con la cigüeña. Un día le tocaron la ventana y se la trajeran sin que ella estuviera preparada y ni siquiera lo  imaginara. Es una mamá que trabaja, rumbea, y tiene una hija a la que ama por encima de todas las cosas. Ella me decía que en unos años, cuando de pronto algunas estemos separadas, ella nos podrá decir que la vida así es fácilmente disfrutable. Concluyó la noche con una orden irrevocable de ir a ver Sex and the City, the movie. No porque sea una película profunda, pero si porque, según ella, nos recordará mucho como somos nosotras y como podemos ser.

 

Esto lo traigo a cuento porque lo que más me gusta de mis amigas, es que somos distintas y eso nos enseña muchas cosas a todas. Es tener mundos distintos al alcance de nuestras manos. Yo le doy gracias a la vida por estas amigas mías del cole, y ojó que estoy hablando de amigAs y no de amigOs, por los que también doy gracias, pero que cumplen un rol muy distinto en mi vida al que cumplen mis amigAs.

 

Al cabo de unos años, 15, 20 quizás, veo un grupo de mujeres algunas aún casadas, otras de pronto separadas, quizás tengamos más niños, pero sean cuales fueran los cambios, nos veo juntas, celebrando el cumpleaños de cada una de nosotras como un ritual, y haciendo la novena de los niños, o de los nietos, también como un ritual, cerca, muy cerca así no nos veamos sino esas 8 veces que nos encontramos para celebrar el cumpleaños de cada una. Siempre estaré para ellas, y sé que ellas estarán siempre para mí.

 

Las quiero

 

Anuncios

10 Respuestas a “Las Amigas – Mis Amigas

  1. tan bonito!!!! no sabes la envidia que me da. De mis amigas/os, los que amo profundamente ninguno tiene hijos, yo fui la primera y aunque adoran a Luciano, no es lo mismo, es por eso que me he encariñado tanto con ustedes las mamas bloggeras.
    Muy chevere todo eso que cuentas.
    Un abrazote

  2. Me diste un poquito de envidia con este post. No tengo relación ninguna con las amigas ni del colegio y de la universidad. Por eso el grupo de amigos que tenemos ahora lo valoro muchísimo.

    Un beso!

  3. Yo también adoro a mis amigas, pero ni las del colegio ni las de la universidad tienen hijos (ni planes cercanos de tenerlos). Igual que Francoise, por eso aprecio tanto a las madres bloggeras para no sentirme tan sola!

  4. La riqueza está en la variedad. Yo también tengo amigas muy diferentes y siempre se aprenden cosas con todas, las madres solas, las separadas, las que no tienen hijos… Espero conservar esas amistades por mucho tiempo a pesar de la distancia.

  5. Yo tambien tengo un monton de amigas muy diferentes de la unviersidad y de un colegio bastante reprimido, pero me pasa al reves, marta y yo somos las unicas que tenemos niños, aunque tambien proporciona algo bueno, me hacen ver que hay vida mas alla de los pañales de mi pequeña. Besos

  6. Qué rico!
    Las amigas son lo mejor… hace poco me puse a pensar en las mías, en sus personalidades… y caí en cuenta que no son perfectas, obvio, como ningún ser humano lo es. Pero me sorprendí, porque de cierta forma las tengo idealizadas, en un altar.
    Una de ellas tiene un hijo, como yo, y somos mamás muy diferentes.

    Muchos cariños.

  7. SALUDOS A LA MAMA DE BELLA AMIGA DE SUS AMIGAS:

    Imposible, entrar a tu blog y limitar mis comentarios, por ello, no puedo menos que valorar tu POST y por que no comentar mis impresiones.
    Ideal el tiempo para las amigas, no importa si de colegio o de universidad, o del trabajo o de la vida, las amigas son una pieza fundaental en la vida de una mujer, aveces son su polo a tierra como en mi caso, a veces te despiertan de tu letargamiento, aveces te cuestionan, a veces te escuchan (no siempre), a veces, te critícan (siempre); pero a fin de cuentas esas son las amigas, así somos nosotras cuando estamos entre nosotras.
    Interesante si el tema que comparten es el mismo, todas mamás, todas con hijos, todas con sueños, la retroalimentación al final llega, unas tomarán atenta nota de las más experimentadas (no quise decir veteranas) y otras creeran saberlo todo que les resbala la experiencia vecina, sinembargo tarde o temprano recordarána a aquella a la que alguna vez criticaron.

    M e alegro por tí y el reencuentro con toda tu gallada de amigas.
    Piensa qu en la próxima reunión tú puedes ser para ellas el faro o la luz, en muchos aspectos de la vida, por ello no olvides que las cosas no pasan por azar, te explico, si después de años mantienes el contacto con tus amigas, que se note, es decir que lindo que cada una dejara una bonita huella en la otra, y no ccomo usualmente sucede, dejas solo criticas no constructivas, y nada serio, nada que trascienda para tí ni para ellas. Recuerda que no en vano las tienes de nuevo en frente, por algo Dios te permite vivir esta experiencia, que cada vez la próxima reunión o tertulia sea más útil que la anterior.

    Suerte.
    Abrazos

  8. SALUDOS A LA MAMA DE BELLA:

    Todo imaginé, menos que mis comentarios pudieran rayar en la sensibilidad de la autora de este blog!, desde siempre mis respetos.
    Me motivó simplemente a escribir en este, mis impresiones sobre tus temas abiertos y públicos familiares todos, maternales, de crianza en fin…

    Con sorpresa observo que al filtrar tus comentarios en tu blog, simplemente me borraste de ahí. Supongo que esas son las ventajas de ser dueña y señora de tu espacio, así lo entinedo yo, qye también poseo uno en word press solo que con contenido jurídico eminentemente y de titne social, pues esa es mi herramienta de trabajo.

    Gracias por permitir que sólo algunas personas de tu entorno más cercano comenten a cerca de tus post, puest quedó en evidencia que lejos de ser público, se cercena por demás la opinión libre abierta y siempre respetuosa de quienes hemos dado nuestros comentarios ahí.
    Abuen entendedor pocas palabras bastan….
    Suerte y Muchas Bendiciones
    (última entrada y salida de este tú espacio)

  9. ¡Qué bonito!

  10. Hola Dory,
    pues no es que haya bloqueado tus comentarios ni nada por el estilo. Por alguna razón técnica que no conozco, algunos comentarios entran para aprobación y otros entran derechito. Como no consultaba hace tanto tiempo mi blog, pues habian quedado pendeintes de aprobación. siento mcuho que te hayas sentido así… y sigue pasando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s