De tiempo atrás traía una preocupación…

…Preocupación que solo me preocupaba a mi, no a él, ni a nadie más. Bobadas de mamá, supongo.

La preocupación consistía en que la Bella, si yo estoy, no quiere estar con nadie más, ni quiere que nadie más le haga nada, ni nada de nada.

Alguna vez llegue triste al jardín a contarle a la directora (que es una gran maestra, entre otras) que la Bella no quería estar con el papá, y le decía que no lo quería, y eso a mi me tenía muy triste.

Ella nos puso una cita con la sicóloga del jardín, y la cita fue hoy. Ella, la sicóloga, nos aclaró muchas cosas que algunos de nosotros, padres aún inexpertos, no sabemos ni entendemos del funcionamiento de la cabeza de los chinos.

Primero nos dijo que un niño de la edad de Antonia debe tener apegos porque en eso se va a basar su futura independencia. Dice que eso refleja la salud mental de nuestra hija porque lo que dice con eso es que soy yo (por circunstancias de la vida) quien la proveé de la seguridad que necesita. Y digo que por circunstancias de la vida porque cuando la Bella nació yo me retiré de mi trabajo y durante año y medio estuve con ella, además porque él viaja mucho y pues yo soy la presencia constante en la casa. Me dice que aproveche porque las niñas generalmente hacia los 5 años empiezan a desarrollar un complejo de Edipo que las vuelve hacia los padres marginando a las madres. Que aproveche, pues.

Finalmente me dio un consejo, nunca más puedo volver a pasar a la Bella a dormir conmigo cuando E se va de viaje. NUNCA. Fue enfática. Porque para ella lo que ocurre cuando el papá regresa es que él la desplaza y por lo tanto, entra a competir con ella por mi atención.

En conclusión, la mía, es que esa preocupación, no es una preocupación compartida, ni siquiera por E, que lo entendió mejor que yo. Y sí, los hijos tienen épocas y si en esta adora estar conmigo, pues a disfrutar.

Anuncios

4 Respuestas a “De tiempo atrás traía una preocupación…

  1. Como hace falta leerte!!!! Es tan refrescante!

    A disfrutar se ha dicho! que para eso es la vida y esa hija preciosa que tenés!

  2. Hola! Pues te cuento que Gabi es igual (bueno, al papá sí le para bolas últimamente, pero siempre que yo estoy todo tiene que ser conmigo, y si yo me voy se porta super bien con cualquiera de las abuelas, por ejemplo). Y mi maridito también viaja mucho (nunca he caído en la tentación de dormir con ella cuando él no está, aunque me muero de ganas, jaja). Entonces pues me cae de perlas lo que pones de la psicóloga, así de paso yo también me tranquilizo porque a mí toda la familia me lanza miradas como de “está malcriando esa niña” cuando ven que si yo estoy no quiere saber nada de nadie. Mejor dicho, gracias por este post!

  3. Mis hijos también tienen mamitis, pero es lógico. Yo soy la que paso más tiempo con ellos. Ellos nos han dado un rol a cada uno, papa es el que juega con ellos y mama la que les cuida, así que cuando necesitan una de las dos cosas saben a quien acudir.

    Hoy Laura cumple 5 años, a ver si desarrolla el complejo de Edipo y se me despega un poquito…

    No te preocupes y disfruta de esta etapa, luego cuando no quiera estar contigo la echarás de menos.

    Besos

  4. Hola, mi niño no tan niño al principio era yo su mundo pues ahora es su papà el adora a su papà y eso es lo qeu me mantiene unida a èl tambien me sacrifico solo por ver a mi niño feliz con un hogar “nido”, pues estoy a punto de separarme por una infidelidad de mi marido, dos años, bueno toca disfrutar y entregarnos a los hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s