Mis dudas y angustias frente a un segundo hijo

Estas dudas son mías, no son necesariamente compartidas con mi chico, aunque a él también lo veo un poco confundido frente al tema.

Para comenzar, debo contar que antes de volverme mamá, mucho antes, es decir, por allá en mis tiernos veintes, no quería tener hijos. No porque fuera una feminista recalcitrante de esas que se quieren parecer a los hombres.  No. No quería tener hijos porque soy pesimista por naturaleza.  En esas épocas, ya un poco lejanas, presentía de manera inminente el fin del mundo, y no porque los Mayas lo hubieran pronosticado para el 2012, o porque en el 2000 todo fuera a colapsar. Simplemente porque sentía que estábamos haciendo mal uso, como civilización, de los recursos de los que disponíamos. No quería traer al mundo a un hijo mío para que sufriera lo que yo creía que iba a ser una guerra por el agua, por el aire limpio, por todos los necesarios de la vida.

Mi chico, por su lado, es eminentemente optimista. Él en cambio, cree que la posibilidad de tener hijos por parte de personas educadas es una oportunidad para el mundo de tener gente que puede trabajar por el bien de la humanidad.

Mi chico y yo, por azares de la vida, nos encontramos, nos enamoramos, nos fuimos a vivir juntos y un día él me soltó la bomba sin anestesia: “Tengamos un hijo”.

Plop!!!! Replop!!!

Le di todos mis argumentos, morir de sed, de enfermedades cutáneas por daños de la luz del sol, vivir con máscaras, y literalmente se cagó de la risa de mis sustos. Me dijo que los hombres, nuestra civilización, va a lograr superar las dificultades, que la tendencia cambiará, bla, bla, bla, bla…yatayatayata… no me convenció del futuro, pero si de tener hijos.

Después de 2 años de intentos quedé embarazada. Nació la Bella. La Bella tiene casi 3 años.

La verdad es que he dejado de pensar en la inminencia del fin del mundo y de los males que se nos vienen, no porque no crea que van a ocurrir, sino porque si los tengo presente a todas horas, me enloquezco y no dejo salir a mi hija ni a la puerta de la casa.

Ahora, cuando nuestra hija ya no es una bebé, nacen sentimientos encontrados nuevamente. Siento muchas ganas de tener otro bebé. Pero nuevamente salen a flote todas las angustias anteriores. No hace falta ser un investigador muy profesional en el tema para darse cuenta que no vamos por buen camino. Creo firmemente que hacemos un muy mal uso de los recursos, que seguimos creyendo que el aire y el agua son recursos ilimitados, que es más bonito ver una mesa de madera que un árbol… en fin. Mis angustias vuelven a salir a flote. Además, lo somatizo, siento que respiro mal, detesto caminar por la séptima porque visualizo lo que pasa en mis pulmones, quiero salir corriendo nuevamente. AGGGHHHHHH!!!!!

Entonces nace una alternativa: ¿Qué tal la adopción? Yo siempre había pensado en la adopción como una alternativa linda para ser madre sin traer más niños a este (cruel y triste?) mundo. Pues ya no lo hice, ya aporté mi granito de arena al aumento de la población mundial aunque técnicamente si solo tenemos un hijo, en realidad estamos es manteniendo y no aumentando la población… pero bueno, volviendo al tema, la adopción. Yo siento, en lo más profundo de mi ser que es una alternativa maravillosa, que lo podemos hacer muy bien. Pero entonces cometo el error de consultar la opinión de terceros cercanos.

Mi mama: “Nooooooo!!! Cómo vas a hacer eso??? Qué tal que tenga problemas, tu no sabes cuáles son los antecedentes de esos pobres niños”. (Terrible posición, porque lo que creo que hay en el fondo es que le angustia no querer de la misma forma a dos de sus nietos, uno biológico y otro adoptado, y que tiene tremendas taras cultivadas en años de cliches).

El pediatra: “He visto casos terribles, terribles. Si puedes tener hijos biológicos, mejor hazlo”.

Mi amiga: “Por que no le dejas esa oportunidad a padres que realmente no pueden tener hijos?”

AGGGGGGGGHHHHHHHHH (nuevamente)

Mi posición: Son niños solos, con vidas que potencialmente van a ser difíciles si alguien  no asume la responsabilidad de darles amor. Nosotros amor tenemos de sobra; no somos una familia prejuiciosa (mi mamá si, nosotros no); y bueno, el tema de los recursos económicos es otro asunto.

Es otro asunto porque esa es la principal preocupación de mi Chico, temporalmente transmitida a mí y asimilada por mi cerebro, pero recientemente desechada por falsa. No es cierto que no podamos mantener otro hijo. Estamos en la mitad de nuestras vidas profesionales. Tenemos muy buenos trabajos y la verdad muchas posibilidades de seguir creciendo laboralmente (y también por lo tanto, económicamente). Estamos mejor que el 95% o más de la población colombiana, que tiene en promedio 3.5 hijos. Entonces????

Entonces si podemos financiar otro hijo… mi dilema es otro.

Total, esta mañana, mientras miraba a mi hija durmiendo, justo antes de levantarla, pensaba que si solo somos los tres, igual vamos a ser felices, que no necesito nada más, pero…. la verdad es que si quisiera… No se si pueda vencer mis miedos.

Anuncios

11 Respuestas a “Mis dudas y angustias frente a un segundo hijo

  1. Pues yo soy como tu chico, optimista por naturaleza, entonces ahí sí que no comparto muchos de tus miedos respecto del futuro del mundo, me parece también que una forma de contribuir es educando bien a los hijos para que traten -como nosotros- de mejorar esta cosa. Y soy boba con las familias grandes (aunque no pienso tener más de dos hijos, tampoco!) y con los hermanos que juegan y pelean y arman un equipo con (contra) los papás. Es de las cosas que más me emociona del futuro. Peeeeeeeeeero, también siento que no es obligación ni es para todo el mundo tener más de un hijo. Le ponía ayer a Fran que si yo estuviera como ella tampoco me lanzaba al agua tan fácil, pero acá es mucho más fácil conseguir ayuda en la casa, jardín, etc, y seguir con la vida laboral.
    Y la adopción, uffffff, eso sí es más complicado, lo que sí sé es que el cuento de “uno no sabe qué tipo de problemas puede haber heredado” es cierto tanto para adoptados como para biológicos. Uno nunca está excento de esas cosas y perfectamente un hijo biológico puede nacer con o desarrollar problemas (mentales, emocionales) que generan discapacidad. En mi familia existe la prueba y sin necesidad de ser adoptado. Yo descartaría ese argumento y me quedaría más bien con lo que dijera mi corazón.
    Perdón lo largo del comentario, a mí siempre se me va la mano, jajaj. Besos a la Bella.

  2. Me encantó el post y el comentario de Adriana.

    Igual, uno adoptado sale loco como uno propio. Es tan clasista el comentario ese, terrible mi mamá me lo dice siempre cuando le digo que más adelante pienso adoptar.

    Si ya superaste tus miedos una vez, no creo que no puedas hacerlo dos veces. Andá anímate y nos damos ánimos que yo ando pensando lo mismo.

    De nuevo, es cosa de evaluar las condiciones (eso ya lo hiciste) y dejarse ir.

    Hay una carta del tarot que es el tonto, en el tarot que me leía una amiga decía algo como “el tonto inicia la travesía de la vida, se arroja al vacío, n o sabe si va a caer bien o a caer mal, pero si no se arroja no vive nunca” Yo creo que a veces es cuestión de no tener miedo, lo que espera adelante es la aventura de la vida

  3. Estoy de acuerdo con Nuria y Adriana, te puede salir mal tanto el hijo biológico como el adoptado. Conozco a varias personas que han adoptado y les han pasado ambos casos. A unos el hijo les vino con problemas psicológicos y de aprendizaje, y tuvieron que estar más pendientes de él porque necesitaba ayuda extra. El otro caso dos niñas super agradecidas con todo lo que les dan, buenas y muy cariñosas. y siempre, en todos los casos muy bien con los hermanos y con la familia (del estilo de tu mama que al principio son reticentes). Estos niños se hacen querer.

    Yo creo que para tener un hijo no hay que pensar mucho, sino nunca es el momento.

    No se si te he liado mas, jeje. Besos

  4. Bogotown, estoy de acuerdo con las demás chicas. Primero en que si educas a tu hijo correctamente ayudarás a conservar el planeta, y además quien sabe si no es un genio capaz de salvar la población?

    Por otro lado, nunca sabes como va a salir biologicamente un hijo por muy tuyo que sea. Quizás sea mas sano el adotado que el biológico, eso nunca se sabe. Lo que si te digo es que los procesos de adopción son muy largos duros y costos, tanto emocionalmente como economicamente, por lo menos en España. Te puede llevar AÑOS!! Casi te diría que fueras encargando uno de cada a la vez… aunque claro, la satisfacción de saber que has salvado un niño debe ser genial.

    Espero haberte aclarado un poco, piensa que un niño en casa es una gran alegría.

    Besitos

  5. 1. NUNCA es el momento perfecto para: casarse, comprar una casa o tener un hijo.
    2. Para ser mama (para mi ser mama significa tener responsabilidad de alguien mas y darle toneladas de amor y seguridad!) por lo que considero IRRELEVANTE el hecho de como vengan los hijos (naturales o adoptados) si de verdad eres o quieres ser madre no importa como, es una responsabilidad que se asume con todo lo que venga (cosas buenas y malas).
    3. Al final debes hacer lo que tu corazon te diga y en consenso con el chico, mas nada! suena grosero pero al final no somos nosotras, ni el pediatra ni nadie mas los que vamos a cuidar y a mantener al otro bebe!

    Buena suerte!

  6. Mira que tocas un tema que a mi me llega muy profundo.

    Yo al igual que tu siempre pensé en todas las desgracias que tendría que vivir un hijo mio por el descuido que hemos tenido por milenios y sentía que no podía hacerle eso a un ser al que supuestamente debo darle lo mejor.

    Luego me escudé en mi depresión endógena, situación que solo se ha presentado en mi vida en una oportunidad de manera muy fuerte. Oportunidad de la que aprendí mucho y aunque con mucho dolor me hizo crecer como nunca imaginé.

    Hoy aunque colombiana, vivo fuera y ahora me aferro no solo a lo que mis genes puedan desencadenar en un hijo mio, sino en la lejanía de mis padres y seres queridos con los cuales quisiera disfrutar la presencia de un nuevo ser, el deseo profundo de que naciera en Colombia y amara a ese país como yo lo hago día a día.

    Hace unos meses lo pensé muy seriamente, estuve a punto de anotarme al destino de ser madre, pero no lo hice, incluso pensé en la adopción al igual que tu, pero escuché lo que tu: ¿y cómo vas a saber que “taras” pueda traer ese niño? (pensaba que solo podía imaginar la inmensa necesidad de amor que necesita ese ser que no pidió venir al mundo y solo necesitaba un hogar que le permitiera darle la guerra al destino).

    Ya está decidido por mi parte, no habrán niños en mi hogar, espero que nunca me vaya a arrepentir de eso, pero deseo que si tu puedes y deseas hacer que un nuevo ser sea parte de tu vida y brillen de nuevo sus esperanzas, sea Dios quien guie tus pasos y los de tu amor, y los bendiga por siempre, sea cual sea la desición.

    Un abrazo y gracias por hablar de un tema que es tan fuerte, pero real.

    Abrazos!!!

  7. Yo pienso que en estos casos hay que dejar hablar a tu corazón y no escuchar lo que digan los demás. Eres tú quién va criar al pequeño.
    Soy de las optimistas y no veo porqué un niño adoptado vaya a tener más problemas de salud que uno propio.
    Si sientes la necesidad de agrandar la familia (adoptando o con un hijo biológico), adelante.

  8. Adopten… es el regalo más bonito que le pueden dar a una personita. Igual estarían educando a un ser para crear un mundo mejor.

    Creo que es una de las formas mas grandes de amor y una de las mejores forma de ayudar a mejorar el mundo.

    La verdad es que las tendencias del mundo no han mejorado. Desafortunadamente estamos mal y seguimos justificando nuestros actos para continuar destruyendo el planeta. No creo que se trate de ser optimista o pesimista… me considero una eterna optimista, trabajo para “salvar los recursos naturales”… si fuera pesimista, no le veria sentido a mi trabajo. Pero la realidad es que años y años de trabajo han logrado muy poco ante las prioridades económicas del mundo. Si hablamos puramente de números, la población mundial hace 50 años era de 2 billones de personas… hoy estamos en casi 7 billones. Es totalmente insostenible.

    Está en nosotros crear un mejor mundo para tu hija… para otros niños y, al final, para nosotros mismos. Educar a las tantas personas que no tienen amor, que están envueltas en guerras, que son refugiados ambientales es parte de nuestra tarea.

    Hay muchos que no tienen nada… y nosotros con tanto, podemos generar un cambio fundamental… asi sea en una sola vida. 😉

  9. Ya tienes una hijita ¿no sería lindo darle un hermanito o hermanita para que se acompañen en este trance de la vida?
    Hay muchos niños que no tienen padres y que ya están aquí con todo y ve tu a saber que carga genética ¿y que? ¿no sería lindo darle a uno de ellos la felicidad de un hogar? tu linaje puede no ser mejor que la de ellos
    Somos todos hijos de Dios para el es tan importante tu hija, como el mío o como el que está tirado junto a una banqueta.

    Fácil no va a ser , nunca es fácil, si no adoptas puede ser mas fácil para ti pero si lo sientes en tu corazón creo que debes hacerlo pero te sugiero que reces antes de decidir, reza por que si acaso hay en este mundo un pequeñin que necesita de una madre como tu, de un papá optimista como tu chico y de una hermanita con las características de caracter de Bella, reza porque Dios permita que ese pequeñin que necesita de una familia como la tuya llegue a tus brazos. ¿que queremos? ¿que el mundo reciba bien a nuestros hijos no? haz por el hijo de alguien lo que quisieras que alguien hiciera por tu hijita si estuviera solita en este mundo

  10. Platicalo con tu chico hazle ver que “no es padre quien lo es sino quien lo sabe ser” que veas en los ojos de un hijo adoptado el optimismo de tu chico, tu sentido de responsabilidad ante la situación mundial (guau la combinación perfecta), cuando juege con su hermana entonces habrá congruencia; educa y actúa y no tengas solo temores con tendencias neuroticas amiga mía. Ocupate de esta situación mundial y no solo te preocupes tienes todo para que sea tu familia algo hermoso pero no será gratis, lo dificil que será lo hará aún mas hermoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s